miércoles, 16 de mayo de 2012

Oscuridad

Se esfuma la noche
Como si en ella el silencio se evaporara
Entre los gritos de los que callan.
Se escapa entre mis dedos,
Cual arena que se extiende
Entre millones de entes iguales.
¿Podría seducirla y conseguir que hable conmigo?
Estos vacíos me están matando
La oscuridad llena mi alma
y la llama a fundirse con ella.
Me pierdo, desaparezco, dejo de ser
¿Soy yo o la noche quien se esfuma?
¿Quién calla? ¿Quién se aleja?
Sólo el eco de mi propio lamento me acompaña
Nada puedo decirle, nada puedo callar
El vacío está instalado en estas cuatro paredes
Nadie sale, nadie entra
Sólo, curiosos,
Miran entre las rendijas de vez en cuando
Yo sigo aquí, paralizada,
Respirando, mientras sostengo este juego del no ser mientras soy
Nada veo, nada siento
Mas que esta oscuridad que me rodea
Y parece evaporarse junto a mi alma.

No hay comentarios.: